Tu imagen corporativa debe contener elementos gráficos que conformen una composición atractiva, que sea único, exclusivo y fácilmente identificable.

Logotipo personalizado. Imagen de marca.